Redescubriendo los leggings

Los leggings o mallas como yo los llamaba de joven han vuelto con mucha fuerza. En realidad llevan varios años pero cada temporada se consolidan mucho más.

En mi caso los lleve muchísimo durante los finales de los 80 y cuando hace un par de años comencé a verlos de nuevo, la verdad es que no me atrevía, ya que sentía que a mis 41 años y con un poco mas de muslo que cuando tenía 18 no era ya momento para  eso.

Pero hace un año en una tienda de Zara tuve una rebeldía total hacia mí misma. ¿Porqué yo no podía ponerme leggings? Me metí en el probador con unos negros, me los probé y me sentí total. De repente recordé tantas fiestas, tantas salidas con amigas y tantos tonteos  con chicos que ya no me los quería quitar.

De repente descubrí que si me compraba una camiseta larga y un poco suelta disimulaba mi trasero y mis muslos, y la forma final no estaba nada mal. Por lo que toda contenta me los lleve a casa, y después de superar la cara un poco escéptica de mi marido y mis hijos cuando llegue con la prenda, tengo que decir que me los he puesto muchísimo y que estoy encantada.

Por lo que os animo, compañeras, a que probéis con esta prenda, y el único requisito es saber llevarla según nuestro cuerpo, por lo que aquí os dejo unos consejitos para lucirlo sin temor:

  • Quedan muy bien con faldas, blusones y maxi-jerséis. Prendas que sean algo holgadas y que tapen el trasero, pero que lleguen hasta la mitad del muslo, no más. Puedes combinarlo con una chaqueta más corta.
  • Otra forma, es llevar un cinturón ancho por encima de la camiseta o blusa para marcar la cintura.
  • Los que más estilizan la pierna son los que llegan hasta el tobillo. Los otros largos (pirata, rodilla…) son para piernas más largas y esbeltas.
  • Unos leggings oscuros hasta el tobillo con una prenda holgada arriba en colores claros y luminosos son una apuesta universal que sienta bien a todas las mujeres. Sobre todo es muy adecuada para mujeres con caderas anchas.
  • Los que son más llamativos (print, encajes, colores brillantes) necesitan que las piernas sean más delgadas. Si optas por alguno de estos  modelos utiliza arriba elementos discretos opta por no recargar el look.
  • En cuanto al calzado, depende de donde vayas a ir. Para el día a día a mí me gustan mucho con bailarinas o botas, y para una fiesta, un bonito zapato de tacón. A mí no me suelen gustar con sandalias, pero en gustos…
  • Si tienes unas piernas cortas o gruesas la mejor combinación es un legging hasta el tobillo, medias y zapatos del mismo color. Zapatos en punta, no redondos.  Esto hace que la pierna se vea más delgada y estilizada.
  • Si tienes mucho pecho, es mejor llevarlos con una falda corta que aporte volumen, ya que se puede ver mucho la desproporción.
Anuncios

4 comentarios en “Redescubriendo los leggings

  1. Pingback: Redescubriendo los leggings | el armario de veda

  2. Pingback: Cómo combinar leggins estampados | Libera tu karisma Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s