Los datos de la inconsciencia

En la actualidad 10 millones de mujeres y 1 millón de hombres padecen anorexia, bulimia o ambos. El programa para el desarrollo de las naciones unidas estima que las necesidades básicas en nutrición y salud de los más pobres se podrían asegurar con trece mil millones de dólares más por año. En 1990 los beneficios aproximados de la industria dietética americana fueron de 30 mil millones de dólares. En mi opinión esto es aberrante, y esos son cifras de los años 90, han pasado 20 años, ¿cómo será ahora? ¿Es esto lógico en los tiempos que vivimos?

Cuando medio mundo sufre problemas con la comida debido a la superabundancia de alimentos y a que estamos completamente  neuróticas por lo visión distorsionada que tenemos de nosotras mismas, la otra parte del mundo sufre una hambruna tan grande que las madres ven morir a sus hijos en sus brazos por falta de alimentos.

Este es el mundo que voy a dejar en herencia a mi hija. Cariño mío, según donde te pille podrás gastarte mil euros en un bolso o no tendrás ni para dar leche a tus hijos.

Recuperar el sentido común es cada vez más importante, y en mi opinión trabajar sobre varios aspectos básicos:

  1. Hay que recuperar la autoestima personal, conocer nuestro cuerpo, amarlo y respetarlo como es, no insultarlo cada mañana, ni compararlo, ni por supuesto  odiarlo. Mejorarlo todo lo que queramos, siempre desde el amor y el respeto, y, desde mi punto de vista, practicar una belleza lo más natural y sana posible.
  2. Tenemos que valorar el trabajo de los auténticos artesanos de la moda, reivindicar el “arte del vestir” donde lo importante no es llevar lo último de las pasarelas sino lo que te queda bien a tu cuerpo.  El verdadero lujo para mi es el trabajo de sastres, moditas, costureras, artesanos…antiguos oficios que se están perdiendo.
  3. Pagar por el producto y no por la marca. Que la marca sea una garantía de que lo que estoy comprando tiene detrás un autentico trabajo artesanal y no un un sueño.
  4. En línea con esto, hay que fomentar el consumo responsable de la moda y de la belleza. Comprar productos reales, no sueños, aspiraciones, deseos o anhelos. Por eso es tan importante el desarrollo de la autoestima, como hablábamos al principio.

Yo espero que algún día las mujeres comprendamos que la moda y la belleza son un medio para llegar a ser lo mejor de nosotros mismas y no una fuente de sufrimiento ni un gasto de dinero innecesario, ríos de dinero tirados mientras otras mujeres se mueren con sus hijos en los brazos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s